31
Jan

 

Un famoso restaurante de comida rápida, completamente destrozado durante las protestas y disturbios, ayer en El Cairo.

 Uno de cada tres árabes es egipcio, y muchos ya no aguantan más. Mohamed Hosni Mubarak, el presidente que durante tres décadas ha sembrado los vientos de la represión, el autoritarismo y la corrupción en Egipto, está recogiendo estos días las tormentas de la frustración popular contra él y su régimen. Después de varios días de sangrientas manifestaciones ––en los cuales los egipcios perdieron el miedo a salir a la calle para pedir la libertad– Mubarak reaccionó como si las protestas no fueran con él. La culpa del malestar popular era, según él, del Gobierno. El Ejecutivo tenía que ser destituido, pero él se aferraba al poder.

 Con el mismo instinto autoritario que mostró Ben Ali en Túnez cuando pensó que sólo una mayor represión le salvaría, el viernes pasado Mubarak ordenó el toque de queda, lanzó el Ejército a las calles y, por la noche, hizo una aparición televisiva largamente esperada. Pero los egipcios no escucharon un discurso conciliador, sino a un presidente sordo a sus peticiones de libertad. En lugar de comprometerse a abandonar el poder al final de su mandato en septiembre, a no pasar la presidencia a su hijo Gamal y a liberar a los detenidos durante las revueltas, Mubarak se presentó a sí mismo como el defensor de los pobres, el garante de la libertad de expresión y un reformista convencido. Si su intención era aplacar la ira de los manifestantes, en realidad acabó añadiendo indignación a la frustración ya existente.

 Desde su llegada al poder en el año 1981, Mubarak ha jugado la baza del valor estratégico de su régimen para las potencias internacionales, a cuyos ojos resultaba imprescindible para la estabilidad de Oriente Próximo y del propio Egipto, el país más poblado de la región. A pesar de encabezar un régimen policial que dominaba el país mediante la intimidación, la represión y un sistema clientelar corrupto, el presidente supo hacer valer su posición tanto a nivel regional como dentro del país. Seguir leyendo…

 Haizam Amirah Fernández es Profesor Asociado del IE School of Arts & Humanities.

Artículo publicado el domingo 30 de enero de 2011 en El Mundo (edición impresa, pág. 32).

Comments

business checking account March 18, 2015 - 5:30 pm

I don’t create many responses, however i did some searching andd wound up here

best prepaid cell phone service March 20, 2015 - 8:06 pm

Great post. I used to be checking continuously this blog and I am impressed!
Extremely useful ifo specially the last phase :) I maintain such
info a lot. I used to be looking for this particular information for
a very lengthy time. Thank you and best of luck.

Diana March 21, 2015 - 6:32 am

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son tipos de enfermedades inflamatorias intestinales que pueden provocar una inflamación del colon.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept