5
Jun

Q&A: Semanas frenéticas en Egipto – ¿dónde se encuentra la transición?

Written on June 5, 2012 by Ángeles Figueroa-Alcorta in News

Por Haizam Amirah Fernández, Profesor Asociado de IE School of Arts & Humanities

¿Cuáles fueron los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales?

Los días 23 y 24 de mayo los egipcios fueron llamados a las urnas por cuarta vez desde marzo de 2011 para decidir sobre el futuro de las instituciones del país. En esa ocasión tenían que elegir al primer presidente de la era post-Mubarak (véase: Elección de un nuevo presidente en Egipto). Se presentaban 12 candidatos y se daba por hecho que los votos estarían muy repartidos. La primera vuelta de las elecciones presidenciales egipcias ha dejado muchas sorpresas y un panorama político altamente polarizado. La práctica totalidad de encuestas y análisis preelectorales hechos dentro y fuera de Egipto fallaron estrepitosamente a la hora de prever los resultados.

Al no haber obtenido ningún candidato la mayoría absoluta, los dos más votados, Mohamed Mursi y Ahmed Shafik, pasan a una segunda vuelta que se celebrará los días 16 y 17 de junio. Según los datos de la Comisión Electoral, Mursi, el candidato “de repuesto” de los Hermanos Musulmanes y presidente de su brazo político, el Partido Libertad y Justicia, obtuvo el 24,8% de los votos, mientras que Shafik, último primer ministro de Mubarak y el único ex militar que se presentaba, recibió el 23,7%.

De cerca les seguían Hamdeen Sabbahi, candidato nacionalista laico, represaliado por los regímenes de Sadat y Mubarak, con el 20,7% de los votos, y Abdul Moneim Abul Futuh, candidato independiente y ex dirigente de los Hermanos Musulmanes expulsado en 2011 por anunciar unilateralmente su candidatura a la presidencia, con el 17,5%. Por su parte, Amr Musa, ex ministro de Asuntos Exteriores con Mubarak y ex secretario general de la Liga Árabe, no logró más que el 11,1% de los votos, a pesar de que aparecía en numerosas quinielas preelectorales como uno de los favoritos. Tanto Musa como Abul Futuh se desinflaron en la recta final. Fueron los dos candidatos que aceptaron participar en el único debate televisado, el pasado 10 de mayo. Viendo los resultados, queda claro que no les benefició.

¿Se puede considerar que las elecciones fueron democráticas?

Unas elecciones son democráticas cuando, entre otras cosas, son libres y transparentes. La reciente primera vuelta de las elecciones presidenciales en Egipto ha sido, probablemente, la votación más libre en la historia moderna del país, pero si algo ha caracterizado el proceso ha sido la falta de transparencia, la confusión y el incumplimiento de normas básicas en cualquier elección democrática. Aunque no se esté hablando de fraude a gran escala –como era la norma en la época de Mubarak–, ante unos resultados tan ajustados basta con un pequeño “empujón” a uno de los candidatos para desvirtuar la voluntad popular y condicionar el resultado final, máxime cuando las decisiones de la Alta Comisión para las Elecciones Presidenciales (Comisión Electoral) son definitivas e inapelables. Seguir leyendo…

Haizam Amirah Fernández es también investigador principal para el Mediterráneo y Mundo Árabe en el Real Instituto Elcano.

Artículo publicado por el Real Instituto Elcano el 4 de junio de 2012.

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept